Blog

El turismo no bastará para salvarte

Sin categoría

Los alcaldes y las alcaldesas de las localidades que no tienen en el turismo una de sus señas de identidad se revuelven en sus despachos inventando, imaginando, preguntándose por qué no aumenta el turismo en sus ciudades con lo interesante que es su oferta y lo “bonito que es su pueblo, y sobre todo sus fiestas”. Víctimas de vendedores de monorraíl, creen que el turismo será su próximo motor de desarrollo como creyeron que la recalificación de suelo municipal y la construcción de urbanizaciones les haría convertirse de la noche a la mañana en polos de desarrollo demográfico e industrial. Sobre turismo  no tienen datos, no conocen (ni quieren conocer) indicadores ni tendencias, toda su política turística se basa en intentar que la programación tradicional cultural y festiva se convierta en sí misma en un reclamo para los territorios emisores de turistas.

En el mejor de los casos contratan guías, llenan sus museos costumbristas de objetos antiguos y si les preguntas por qué hay que visitar sus localidades, qué las hace diferentes, no son capaces de encontrar más de un par de tradiciones folclóricas que son atractivas sólo para ellos y algunos documentalistas.

Se preocupan, en cierta forma, de la oferta, dejándola en manos de técnicos de cultura, y no tienen ni idea de cómo es la demanda. Siguen practicando el hagámoslo y vendrán. Igual te levantan en mitad de la llanura manchega un monstruo de hormigón al que llaman la torre del vino, que te organizan un concurso de pintura rápida, tan original como el que se hace en casi todos los pueblos de las Españas.

El turismo de interior es esa nueva y tentadora burbuja que si nos descuidamos llenará nuestros pueblos de museos caros y vacíos, certámenes locales, carreras populares…

Sólo un par de ideas: fíjense en aquellos municipios en los que el turismo funciona, y son conocidos por cualquier potencial familia que desee viajar, ¿qué hacen? ¿cómo han hecho su marca? ¿hacen un turismo genérico o están especializados?

Si eres una ciudad del interior de este país o de la cornisa cantábrica hay espacio para crecer, sobre todo en el turismo extranjero…

Pero, ¿cuáles son sus gustos? ¿Debemos buscar muchas pernoctaciones o muchas visitas? ¿Qué me hace diferente como destino turístico ? Si estás convencido de que tienes algo que te hace distinto, debes concentrar tus esfuerzos en saber si tiene un público y en hacer que la oferta de tus servicios llegue a ese público.

Empieza por ilusionar a tus habitantes y que ellos se conviertan en los principales agentes difusores de la oferta, genera un plan de turismo para tus propios habitantes, para que conozcan su ciudad, su oferta, para que hagan de sus perfiles sociales una plataforma de lanzamiento de tus servicios…

¿Tienes una página web solo para los turistas, o tienes toda la aburrida información turística en formato literario en algún apartado de tu web municipal? ¿Qué se puede hacer en tu ciudad en un fin de semana?

Seguro que estos datos te pueden ayudar

Finalmente, 5 consejos más 1 para hacer del desarrollo turístico un motor de la gestión municipal

  1. Copiar no basta, de hecho hará que el original gane prestigio.
  2. Cataloga tu oferta turística y dale prioridad, segmentándola por destinatarios y por tiempo de viaje.
  3. Haz una web solo de ese catálogo.
  4. Convierte a tus vecinos en agentes de promoción turística, haz que conozcan el catálogo y que lo difundan.
  5. Busca algo que te haga realmente diferente.
  6. ¿Recuerdas la última vez que hiciste un viaje turístico de interior? Por qué lo hiciste? ¿Qué hiciste? ¿Tienes algo así en tu ciudad? Contrata a gente que sepa y  deja de inventar, no se trata de tener la idea más estrambótica sino de conocer el sector y conseguir vistas.

 

LA IMPORTANCIA DE TRA… 5 julio, 2018 La identidad en la ac… 18 julio, 2018